domingo, 22 de febrero de 2009

Poema a un Can regalado llamado Candado

Que oculta tu mirada
Canina que has vivido
Solo cuéntame animal

¿Te han alimentado hoy?
¿Porque meneas la cola como buscando atención?
Deseas acaso lamer mi rostro
O solo ladrar como si no existiera el mañana

Huele huele huele
Y tu corres por la casa
Huele huele huele
Y saltas por la ventana
Para regresar más temprano que tarde
Rasguñando la puerta que te impide entrar

Deberían llevarte a carreras
Caninas ya que con solo pronuncias
La palabra clave Huele comienzas la maratón
Podrías atravesar el atlántico sin comida
Ni agua solo con una grabadora que vociferará
Huele, huele, huele


Luego te hechas en mi
¿Este acaso sediento de amor?
¿Porque me pones tus posaderas en mi brazo?
¿Es acaso esa una nueva moda en Italia
o tu fetiche del día?

Tus babas me incitan
Oh dulce can llamado candado
Es acaso tu apodo porque guardas muy bien los secretos
O porque a todos te encuentran pesado
Candado Rodrigo Andrés Antonio

Oh fiel saltador y meneador
Y vale la pena recordar corredor
Huele huele huele

No hay comentarios:

Publicar un comentario